http://projectlabs.ru/
http://iseekmate.com/
http://raftmaster.org/
http://searchnews.info/

 
Cáncer de Colón
 
El cáncer de colon es una enfermedad en la que las células malignas se localizan en el intestino grueso.
Es un tipo de cáncer bastante frecuente en muchos países, pero también resulta fácil de detectar, tiene un alto grado de curación y tarda mucho en desarrollarse.
 
Edad : Los mayores de 50 años son más proclives
El cáncer de colon parece estar asociado a dietas ricas en grasas, carnes rojas  y pobres en fibra.
En el cáncer de colon desempeña un papel importante la herencia familiar, ya que existe la posibilidad de que se transmita hereditariamente y predisponga a la persona a sufrir la enfermedad.
Existen ciertos factores que dependen del estilo de vida y que predisponen a la aparición del cáncer de colon, como, por ejemplo, la obesidad, la vida sedentaria y el tabaquismo.
 
 
Se ha demostrado que quienes tienen una mayor predisposición a padecer esta enfermedad son las personas que tienen o han tenido: pólipos (crecimiento benigno) de colon o recto; Colitis ulcerosa (inflamación o ulceración del colon); Cáncer de mama, útero u ovario.
  Síntomas
El cáncer de colon tiene una larga evolución. Empieza con la formación de un pólipo de carácter benigno. Las molestias más frecuentes aparecen en la fase avanzada de la enfermedad y pueden ser las siguientes:
Cambio en el ritmo intestinal.
Diarrea o sensación de tener el vientre lleno.
Estreñimiento.
Sangre en las heces.
Cambios en la consistencia de las heces.
Dolor o molestia abdominal.
Pérdida de peso sin causa aparente.
Pérdida del apetito.
Cansancio constante.
Vómitos.
Anemia
 
  Diagnóstico
El cáncer de colon tiene  expectativas de vida muy positivas si se detecta precozmente.
Tacto rectal. Es una exploración  que el médico realiza introduciendo un dedo en el ano para detectar anomalías en la parte inferior del aparato digestivo como, por ejemplo, sangre, bultos anormales o si el paciente siente dolor.
 
Cuadro clínico: molestias
No dan molestias tempranas. Las molestias se van a presentar cuando están avanzadas y están ocluyendo una buena parte de la luz o lúmen intestinal.
Dolor sordo en el área de la tumoración, heces acintadas (delgadas), diarreas, sangrado (suele confundirse con hemorroides), pérdida de peso; hasta obstrucción colónica: no poder defecar (muy avanzado)
  Cuadro clínico: molestias
No dan molestias tempranas. Las molestias se van a presentar cuando están avanzadas y están ocluyendo una buena parte de la luz o lúmen intestinal.
Dolor sordo en el área de la tumoración, heces acintadas (delgadas), diarreas, sangrado (suele confundirse con hemorroides), pérdida de peso; hasta obstrucción colónica: no poder defecar (muy avanzado)
  Cuadro clínico: molestias
No dan molestias tempranas. Las molestias se van a presentar cuando están avanzadas y están ocluyendo una buena parte de la luz o lúmen intestinal.
Dolor sordo en el área de la tumoración, heces acintadas (delgadas), diarreas, sangrado (suele confundirse con hemorroides), pérdida de peso; hasta obstrucción colónica: no poder defecar (muy avanzado)
Sigmoidoscopia. Es una explora-ción que consiste en introducir por el ano un endoscopio.  Se puede examinar el recto y la parte final del colon (unos 60 cm) y detectar alguna patología que pudiera haber allí.
Colonoscopia.  El endoscopio utilizado es más largo y permite recorrer todo el colon. Facilita la toma de muestras de tejido (biopsia) en áreas en las que se sospecha que pudiera haber algún tumor.  Se realiza con anestesia y el riesgo de  complicaciones es muy bajo.
Estudio genético. Si existen antecedentes familiares o se sospecha de un cáncer hereditario, es aconsejable realizar un estudio genético y de existir alteraciones genéticas en la familia, se deben iniciar las exploraciones de colon y recto a una edad temprana (20 años) y continuarlas periódicamente.
Prueba de sangre oculta en heces (SOH). Consiste en una prueba para detectar sangre en las heces luego de hacer una dieta especial durante tres días. Su uso ha demostrado efectividad en la detección de esta enfermedad.
Enema de bario con doble contraste. Consiste en una serie de radiografías del colon y recto que se toman después de que al paciente se le haya aplicado un enema con una solución de bario e insuflar aire, para mostrar radiológicamente con detalle el colon y el recto.
Tomografía Espiral Multicorte.
Consiste en una tomografía especial que permite una reconstrucción tridimensional virtual del intestino grueso (colonoscopia virtual).
   
Entre los tratamientos están: la cirugía, radioterapia, quimioterapia y la inmunoterapia (estimulación del propio sistema defensivo del paciente). Ninguno de ellos está exento de efectos secundarios, que pueden ser más o menos graves según el paciente.
Cirugía: Mediante una operación , se extrae la parte afectada por el cáncer. Se practica en todas las etapas de extensión de la enfermedad,  en fase inicial se puede extraer un pólipo mediante colonoscopia para examinarlo.
Cirugía. Se extirpará el cáncer y una parte circundante de tejido sano, y luego se limpian los ganglios de la zona. Otra posibilidad es realizar una apertura desde el colon hacia el exterior (colostomía). La colostomía puede ser transitoria o permanente.
Cirugía. El avance de la tecnología nos permite ofrecer un abordaje laparoscópico para el tratamiento de esta patología con toda la seguridad que la experiencia ha demostrado en cuanto a resultados a corto y largo plazo, con todas las ventajas ya conocidas  de esta técnica.
   
Telfs.: (511) 578 7932 (511) 614 2222 anexo 1686 / 1733 Cel.: 998181536
E-mail: informes@claoperu.com, cirugia306@hotmail.com