http://projectlabs.ru/
http://iseekmate.com/
http://raftmaster.org/
http://searchnews.info/

 

                           Bypass Gástrico Laparoscópico

 
 

Esta operación es una técnica mixta que consiste en la reducción de la capacidad de llenado del estómago y una derivación de los alimentos directamente a los intestinos. Se recomienda esta intervención quirúrgica en personas adultas (18 a 65 años) con obesidad severa o mayor (Indice de Masa Corporal mayor a 35) y que deseen mantener un peso adecuado en forma constante y durante mucho tiempo (indicación debido a la obesidad) y que adicionalmente presentan trastornos metabólicos como la Diabetes mellitus, colesterol y triglicéridos elevados, hipertensión arterial, apnea del sueño (ronquidos en la noche, ahogamientos nocturnos y sensación de sueño durante el día) y otros. Debe escogerse muy cuidadosamente a los pacientes que deseen esta cirugía en base a las características de personalidad, forma de comer, enfermedades asociadas y otras condiciones que serán determinadas con su médico tratante durante una entrevista personal.

La operación consiste en formar un pequeño estómago al inicio del esófago que está directamente comunicado con el intestino a unos 100cm de su inicio, de tal manera que los alimentos se retienen momentáneamente en el pequeño estómago y pasan directamente al intestino delgado para iniciar su absorción. Con este “bypass” se consigue la reducción de la cantidad de alimentos ingeridos (ver figura), se reduce el apetito ya que se suprime el efecto de la hormona Grelina que es la que nos provoca el hambre y se produce una discreta mal absorción de los alimentos.

bypass-gastrico-laparoscopico

Esta operación se realiza por vía laparoscópica (no requiere incisiones amplias en el abdomen, la recuperación es rápida, menos dolor y estéticamente mejor) y demora entre 1 o 2 horas, según el grado de sobrepeso de cada persona.. Se usan unas grapas de titanio (material usado comúnmente en cirugía y que no presenta reacciones adversas al organismo) que a la vez coagulan y sellan los tejidos, separando las dos partes del estómago. Lo que resta del estómago es mantenido en su lugar por si se desea posteriormente revertir la operación.

La recuperación es bastante rápida y requiere una dieta estricta de alimentos líquidos durante los primeros 15 días, luego una dieta de alimentos blandos los siguientes 15 días, para finalmente al mes poder comer libremente. Como resultado de la operación se reduce sustancialmente la cantidad de comida que puede ingerir y la absorción de la misma está disminuida, sin causar molestias personales por la falta de absorción de las grasas, como sucede en otras intervenciones.

Con este doble efecto, la menor cantidad de comida ingerida y el menor apetito, se consigue la baja de peso deseada y la permanencia en el tiempo. Algunas personas suelen subir unos 3 a 4 kilos al pasar unos 3 años luego de la operación, debido a que el estómago y la unión con el intestino crece un poco. Esta técnica permite mantenerse socialmente en forma adecuada ya que permite comer casi de todo (no se recomienda come pan de corteza dura, manzana cruda, arroz graneado o trozos grandes de carne roja). Si la persona no se alimenta adecuadamente pueden aparecer a largo plazo diversas deficiencias de proteínas y vitaminas por lo que se recomienda la ingesta apropiada de las mismas, de presentarse estos problemas son fácilmente solucionables con reposición de vitaminas y mejorando la ingesta de proteínas, manteniendo una nutrición adecuada.


Telfs.: (511) 578 7932 (511) 614 2222 anexo 1686 / 1733 Cel.: 998181536
E-mail: informes@claoperu.com, cirugia306@hotmail.com